noviembre 2014



L


as más recientes críticas formuladas por Felipe Calderón Hinojosa a la situación del país en materia de seguridad y justicia propiciaron ayer una escaramuza verbal entre el ex presidente panista y el dirigente nacional priísta, César Camacho Quiroz, quien pidió al michoacano ser autocrítico y sostuvo que estamos viviendo las secuelas de la absurda guerra en la que involucró al país.


En sentido estricto, el señalamiento referido es acertado, en la medida en que la violencia que se vive actualmente en el país tiene como precedente y detonante la torpeza, imprevisión e irresponsabilidad con que la pasada administración federal pretendió hacer frente a los organismos delictivos, mediante despliegues militares que sólo multiplicaron la violencia y a un costo altísimo para la soberanía y la seguridad nacionales.


No obstante, la declaración citada es cuando menos criticable en voz del presidente priísta, si se toma en cuenta que, durante el sexenio de Felipe Calderón, su instituto político no pudo o no quiso ejercer un contrapeso a la desastrosa conducción de la política de seguridad. Más aún, con el retorno del PRI a la Presidencia de la República, y ante la evidencia de los saldos desoladores que ha arrojado esa política de seguridad, el líder del tricolor recupera los mismo pretextos usados en su momento por Calderón, como el achacar la responsabilidad de la actual crisis a los gobiernos anteriores.




Ahora bien, las declaraciones de Camacho chocan en los hechos con un gobierno, el encabezado por Enrique Peña Nieto, que se ha caracterizado por seguir la misma línea de acción fallida que su antecesor y por haber obtenido, al cabo de dos años de gobierno, resultados similares, agravados por el recrudecimiento de acciones represivas en contra de disidencias políticas y sociales.


Cabe preguntarse si las declaraciones del dirigente priísta –quien para todo efecto práctico es un vocero del gobierno federal, al más puro estilo del viejo presidencialismo– implican un deslinde y el anuncio de nuevo rumbo en materia de seguridad por parte de la actual administración o si sólo son parte de la verborrea político-partidista en vísperas del inicio de un año electoral.


En un escenario que se caracterizara por el ejercicio responsable del poder, el deslinde priísta respecto de las políticas calderonistas no sólo implicaría una redifinición real de la estrategia de seguridad y justicia que vaya mucho más allá del acto cosmético e insustancial del pasado jueves, sino también el deslinde de responsabilidades por la actual crisis de seguridad, incluyendo las del ex mandatario panista. Si esto fuera así, el régimen de Peña Nieto tendría que poner fin al arreglo de impunidad que ha caracterizado a los presidentes tanto priístas como panistas en beneficio de sus antecesores en el cargo.






U


n calcetín negro con pelusa blanca, el resorte flojo y un agujero en la punta fue lo que encontré en la secadora confundido con mi ropa interior, los pants que uso para dormir y el delantal que me pongo los domingos en que la añoranza de la casa paterna me inspira a cocinar alguna de las especialidades de mi madre: sopa de habas, albóndigas en chipotle, pescado a la veracruzana y unos memorables filetes de cazuela –que por supuesto no me salen como a ella.


En cuanto descubrí el calcetín recordé las series televisivas protagonizadas por asesinos seriales que dejan mensajitos en apariencia inocuos, mientras observan desde algún punto a su futura víctima femenina en el momento en que ella vuelve de su trabajo, se desviste a toda prisa junto a la ventana, corre al baño. Al cabo de unos minutos la mujer reaparece con el cabello recogido y en bata afelpada, bebiendo una copa de vino necesariamente blanco y en actitud soñadora se desplaza al ritmo del blues que sale de un modular.


A Ramsés, el administrador del condominio, no le mencioné mis especulaciones. Sólo le mostré el calcetín y le pregunté qué hacía eso en mi carga de ropa. Aún no olvido su expresión displicente al responderme: ¿Cómo quiere que lo sepa? En este edificio hay 110 departamentos, en cada uno viven dos, tres o más personas, la mayoría de ellas son hombres que bajan al sótano a lavar su ropa: calzoncillos, yins, playeras y calcetines.


La explicación de Ramsés me hizo comprender lo estúpido de mi preocupación. Sin más qué decir, me concreté a dejar el calcetín encima de la secadora a fin de que su dueño, en caso de que volviera a utilizar la máquina, lo recuperara.


Con la sensación de haber hecho una buena obra regresé a mi departamento. Silencioso, ordenado, era lo opuesto al que mis hermanos y yo ocupábamos cuando ellos eran solteros y aún no me decidía a tener mi propio espacio. En aquella época de convivencia familiar, a todas horas oía las protestas de mi madre contra el hecho de que Luis Ángel, Tenorio y Ernesto dejaran su ropa tirada en cualquier parte.


Ese recuerdo me hizo consciente de que llevaba más de un año, desde que me independicé de mis padres, sin tropezarme en mi departamento con una sola prenda masculina. Tal vez por eso me había inquietado tanto encontrar un calcetín entre mi ropa recién salida de la secadora.


II


Al siguiente viernes, cuando ya había olvidado el asunto del calcetín, descubrí en mi carga de secado una playera negra, extra grande, con cierre al frente. Al querer separarla de mi ropa, por efecto de la electricidad, los tejidos sintéticos se erizaron y descargaron toquecitos en las yemas de mis dedos.


A sabiendas de que nadie más estaba en el sótano, me puse a ver la playera y a preguntarme quién o cómo sería su dueño. Me gustó pensar que se trataba de un tipo joven, recién casado, que tal vez en ese momento estaría diciéndole a su esposa: No encuentro la playera que me regalaste o algo semejante. Por un momento envidié a esa mujer imaginaria y la vida que supuse llevaría con su marido.


Mi curiosidad aumentó. Sentí el deseo de escribirle una nota al distraído pidiéndole que por favor tuviera más cuidado con su ropa; sin embargo, me limité a doblar la playera y dejarla encima de la secadora, como había hecho antes con el calcetín.


Estaba decidida a no concederle mayor importancia al nuevo hallazgo pero, aquella mañana, en cuanto subí al elevador, me dediqué a observar a los hombres que también descendían a los niveles de estacionamiento para ver si adivinaba cuál de ellos era el usuario de la prenda mezclada con las mías.




De pronto me di cuenta de que todo el tiempo había orientado mi curiosidad y mi preocupación hacia una sola persona cuando era muy posible que se tratara de dos: una, dueña del calcetín y otra, de la playera. En tal caso tendría que duplicar mis afanes detectivescos, a lo que no estaba dispuesta. Y allí mismo, rumbo al nivel seis del estacionamiento, me propuse olvidar el fantasma construido a partir de un calcetín y una playera con cierre al frente.


Además, tenía problemas inmediatos que resolver: por ejemplo, cómo sobreponerme al decaimiento que me agobia los fines de año. El frenesí consumista, los arbolitos navideños, las esferas y sobre todo el trineo del gordo Santaclós me deprimen. A pesar de eso tendré que asistir a la cena en casa de mis papás. Allí me encontraré con mis cuñadas y mis hermanos. Se nos irán las horas entre anécdotas familiares, conatos de pleito, reconciliaciones y brindis.


Al final de la reunión, mi madre terminará por convencernos de que nos quedemos a dormir en su casa y por la mañana, al ver el desorden, revivirá los tiempos en que se enfurecía porque mis hermanos dejaban su ropa tirada en cualquier parte. Se hará las ilusiones de que el tiempo no ha tanscurrido. Eso la hará feliz y será su mejor regalo de Navidad.


III


Una semana después de que me propuse olvidarme de los hallazgos en la secadora encontré, liados con mi ropa, una camisa de listas azules y unos yins muy desteñidos. Parecía que el fantasma surgido a raíz de un calcetín y una playera quería vestirse por completo y conducir mi imaginación hacia nuevas elucubraciones.


En vez de ceder a esa tentación le busqué una solución inmediata al problema. Tomé las prendas y, como un vendedor ambulante que va al encuentro de sus clientes, las sostuve en mis manos para que las viesen los condóminos que entraban y salín del área de lavado. Todos me saludaron sin mirarme ni interesarse en la ropa.


Ante la falta de respuesta fui a ver a Ramsés para decirle que por tercera ocasión había encontrado en la secadora prendas masculinas entre las mías. No parecía haberme entendido y fui más directa: ¿Ya no revisa los equipos? Me respondió que, como siempre, una vez por semana. Le sugerí que, de todas formas, distribuyera en el sótano cartulinas pidiéndoles a los usuarios que revisaran sus cargas de ropa a fin de evitar olvidos y confusiones.


Ramsés dijo que iba a ver. Su tono me hizo dudar de que tomaría en cuenta mi sugerencia; sin embargo, a la siguiente mañana que bajé al sótano me tranquilizó encontrar los carteles en todas las paredes e inclusive sobre la puerta del elevador. Di por hecho que a partir de ese momento no me llevaría la desagradable sorpresa de ver mis panties, brasieres y camisetas enredados en los atuendos de hombres desconocidos que tal vez padecieran alguna enfermedad contagiosa. En estos tiempos nunca se sabe.


No me equivoqué. Desde que Ramsés distribuyó los avisos en el sótano, en la secadora sólo encuentro mi ropa. Tibiecita, olorosa a detergente y sin arrugas, me parece que algo tiene de novia abandonada.






Rosa Elvira Vargas


Periódico La Jornada

Domingo 30 de noviembre de 2014, p. 19


El presidente Enrique Peña Nieto iniciará el tercer año de su gestión con una gira por el estado de Chiapas, donde entregará recursos del programa Prospera –antes llamado Oportunidades–, así como con la inauguración de un centro de salud.


En la residencia oficial de Los Pinos no se ha informado si el mandatario tendrá ese día o en los siguientes alguna ceremonia especial.


Chiapas forma parte, al igual que Oaxaca y Guerrero, de las entidades donde el gobierno federal anunció la creación de zonas económicas especiales.


El jueves pasado, en su mensaje de 36 minutos en Palacio Nacional, donde anunció un decálogo de acciones contra la inseguridad, la corrupción y la impunidad, Peña Nieto afirmó que la justicia tiene como prerrequisito el desarrollo económico, y mencionó a Chiapas entre las entidades cuyo producto interno bruto no ha aumentado en décadas recientes.




El jefe del Ejecutivo federal anunció varias acciones que incluyen otorgar facilidades fiscales a la inversión privada y obras de infraestructura para esos estados. En los dos años que lleva al frente del gobierno Peña Nieto no ha visitado Oaxaca.





Foto

Richard Jefferson (24), de Mavericks, intenta encestar frente a Jerami Grant (39) y KJ McDaniels (14), de FiladelfiaFoto Ap




Agencias


Periódico La Jornada

Domingo 30 de noviembre de 2014, p. a39


Los Ángeles. Los Timberwolves de Minnesota golpearon 120-119 a los Lakers de Los Ángeles de Kobe Bryant, mientras los ‘76 de Filadelfia impusieron un récord negativo y el astro LeBron James estuvo discreto en el marcador. Byrant falló un triple cuando expiraba el tiempo reglamentario y se quedó a 171 puntos de superar a Michael Jordan por el tercer puesto en la lista de anotadores históricos de la NBA. En Filadelfia, Tyson Chandler tuvo 20 puntos y 13 rebotes para ayudar a los Mavericks de Dallas a vencer 110-103 a los Sixers. Éstos encajaron su decimosexta derrota consecutiva, un récord para la franquicia en comienzo de temporada. En otros resultados, Cavaliers 109-97 Pacers, Hawks 105-75 Hornets y Wizards 83-80 Pelicans.






J


unio 28, 1950.


A las 7 de la noche de esa fecha, con un calor espantoso, se celebró, ante el Altar del Jesús del Gran Poder, el matrimonio de Mari Carmen y Carlos, siendo agasajados por los muchos amigos de ambos, de todos los rincones de España y Portugal llegados y, tras los brindis y un refrigerio, viajaron los flamantes esposos a tierras lusitanas para que El Ciclón cumpliera con compromisos acordados con anterioridad.


Y así, entre felicidad y corrida y corrida, tuvo lugar su luna de miel en Estoril, y cabe decir que el matrimonio fue de gran suerte para el matador, ya que los triunfos eran tantos como las corridas en que participaba.


La exitosa temporada terminó con la fractura de una clavícula y, pa’ pronto, a prepararlo todo para viajar a México, con una esposa deseosa de conocer nuestro país y un esposo que deseaba poder corroborar aquí los incontables triunfos en España y Portugal.


Una vez concluidos los trámites de migración y aduana, la primera visita del matrimonio fue a la Basílica, para que Carlos presentara a Mari Carmen con su Apoderada y, tras unos breves días de paseo y descanso, ¡A torear se ha dicho!


Reapareció el 29 de enero de 1951 en Guadalajara, con Fermín Rivera y Luis Procuna, con toros de Pastejé, y esa tarde cortó orejas y rabo de su primer toro, encontrándose los tapatíos con un Ciclón que venía a sacudirlo todo.


Ocho días más tarde repitió en la Perla de Occidente corrida de ocho toros, alternando con Manolo dos Santos, Luis Procuna y Rafael Rodríguez, con toros de La Punta.


A sus dos enemigos les tumbó los auriculares y los rabos, con una plaza convertida en un auténtico manicomio –con el desiderátum acreditado ya en México.


En provincia, las cosas fueron del mismo tenor, y fue entonces que comenzó el rumor de un próximo arreglo del conflicto decretado por la torería hispana, tal y cómo sucedió poco después, por lo que se organizaron dos corridas llamadas de La Concordia (que en realidad fueron tres) y, poco antes, el domingo 18 de febrero de 1951, reapareció Carlos ante la afición capitalina, completando el cartel Fermín Rivera y Alfonso Ramírez El Calesero, con toros de La Laguna y, triste y desgraciadamente, por más que Arruza se esforzó, inexplicablemente el público poco o nada le agradeció, y lo único que se llevó fue una herida en el brazo izquierdo causada por una banderilla.




Y vino el desquite.


El preámbulo fue maravilloso: Parrita, Paco Muñoz y Rafaelillo (de paisanos) y Curro Caro, Antonio Velázquez y Carlos Arruza (de luces) se dieron simbólicos abrazos, poniendo así fin a las hostilidades, con plaza abarrotada y un público más que entusiasta.


El Ciclón se las vio con un astado de Pastejé, bautizado como Holgazán, al que dejó sin orejas y sin rabo, y esa tarde, con tan clamoroso, triunfo podríamos describirla como la del reencuentro.


Tres corridas, tres.


Haciendo alarde de sus portentosas facultades, se organizaron tres corridas para Arruza y Dos Santos para una sola fecha: la primera en Morelia, por la mañana; la segunda, en México por la tarde, y la tercera en Acapulco por la noche, que, aunque ustedes lectores no lo crean, dividieron las opiniones: unos los alabaron, otros los criticaron, sin faltar algunos avinagrados que los tildaron de rateros.


De todo hubo.


Al domingo siguiente, tuvo lugar la corrida de La Oreja de Oro, que para El Ciclón vino a ser una verdadero broche de oro para tantos triunfos; el mayor, haber podido demostrar a los capitalinos ser una auténtica figura del toreo.


Y así, resonando en sus oídos las interminables ovaciones de la corrida de La Concordia (febrero 25 de 1951), Carlos dio por terminada aquella inolvidable temporada.


Poco antes de partir para España, toreó en Tijuana, mano a mano con Curro Caro, cortándoles las orejas a sus tres enemigos y tras de una travesía en la que campearon los buenos momentos, don Andrés le preguntó en qué plaza desearía comenzar la temporada y la respuesta fue: Barcelona, pero para dentro de un mes, ya que llevaba un calendario sin torear ni entrenar.


Fue mucho pedir.


***


No, no.


Ya reapareció Fregaritis


Ni remedio.


Hasta la próxima.


(AAB)


synapsisaab@yahoo.com.mx






L


a Procuraduría General de la República confirmó ayer el envío a penales de máxima seguridad de Nayarit y Veracruz de 11 de los detenidos en la manifestación del pasado 20 de noviembre en el centro de la ciudad de México, que se efectuó en protesta por los 43 normalistas desaparecidos en Iguala desde hace casi dos meses.


Entre los consignados, acusados de delitos como homicidio en grado de tentativa, asociación delictuosa y motín, se encuentran estudiantes y activistas como el ciudadano chileno Laurence Maxwell Ilabaca, quien, de acuerdo con la cancillería de su país, no tuvo participación alguna en los enfrentamientos entre manifestantes y antimotines, así como el estudiante de artes plásticas Atzín Andrade González, cuyo arresto, videograbado y difundido en redes sociales, forma parte del cúmulo de atropellos y detenciones arbitrarias cometidas por la policía capitalina durante los hechos del pasado jueves.


Es lamentable, en primer lugar, que una manifestación de protesta por un crimen perpetrado por una fuerza policial, como es el asesinato y la desaparición de estudiantes normalistas en Iguala en septiembre pasado, se salde con abusos de autoridad contra ciudadanos inocentes. Las detenciones arbitrarias y sin fundamento se traducen en una vulneración de la legalidad por quienes están encargados de hacerla prevalecer, lo que debilita el estado de derecho, acelera el descrédito de las instituciones y multiplica el descontento, de por sí vasto, que recorre el país.


Por lo demás, tan condenable como el atropello policial reiterado contra ciudadanos inocentes, la incapacidad de las fuerzas del orden para distinguir entre inocentes y presuntos culpables, y la detención injustificada de personas al azar, es el hecho de que los ciudadanos que son arrestados en esas circunstancias reciban, unas cuantas horas después, un trato jurídico equiparable al de asesinos, narcotraficantes y secuestradores, y que sean enviados a penales federales con una velocidad inusual para las instituciones nacionales de procuración e impartición de justicia.




Al respecto, no puede omitirse que en los recientes dos días, luego de los excesos represivos cometidos por policías capitalinos y federales en la histórica concentración del pasado jueves, el gobierno federal ha ensayado intentos discursivos por justificar el uso excesivo de la fuerza y por criminalizar las protestas sociales en un momento en que la suma de indignaciones que recorren el país parecen haberse articulado en torno al reclamo de la búsqueda y presentación de los 43 normalistas secuestrados en Iguala.


Según puede verse, esa tendencia ha pasado del discurso a los hechos, pues la arbitrariedad con que actuaron los uniformados que dispersaron la concentración, así como los agentes del Ministerio Público que consignaron a los detenidos, no puede entenderse si no es como una forma de amedrentar a quienes han participado en esos actos masivos y de inhibir la realización de próximas movilizaciones.


Semejante perspectiva es inadmisible, porque revelaría una institucionalidad que no sólo no ha podido aportar un solo dato duro y verosímil sobre el paradero de los 43 normalistas desaparecidos, sino que, además, comienza a concentrarse más en acallar y reprimir las expresiones de descontento suscitadas por ese crimen que en esclarecerlo.






M


i abuela se llama Victoria. De cariño le decimos Vivi. Goza de muy buena salud, es inteligente, optimista, generosa y comprensiva. Frente a esas y otra cualidades tiene un defecto: es intolerante a la mentira, a la ingratitud y no soporta que alteremos las tradiciones familiares. Si le fallamos en este aspecto no duda en tomar represalias.


Para hacernos ver su enojo por algo que hicimos mal o no hicimos, deja de contestar el teléfono por horas y a veces hasta por días. Cuando se harta de nuestra insistencia responde con voz fingida: La señora está durmiendo, y cuelga. Conocemos bien esa táctica pero mis hermanos y yo acabamos preocupándonos: ¿Crees que le haya pasado algo?


En algo caben todos los horrores que pueden sucederle a una mujer de 75 años que renunció a seguir tasajeando su vida para instalarse durante dos meses con cada uno de sus seis nietos. Harta de las mudanzas bimestrales un día decidió buscar un alojamiento suyo y fijo. Con el auxilio de Jerry (mi vecino de ocho años experto en computación) encontró por Internet Villas Carina y decidió establecerse allá.


Nos lo dijo hace tres años durante la comida familiar, el último domingo que le tocaba vivir en mi casa para mudarse el lunes a la de mi hermano José Guadalupe. La sorpresa fue grande, pero no tanto como el resentimiento que nos provocó su falta de confianza para pedirnos, ya no digamos opinión, por lo menos ayuda. Su respuesta abarcó las dos vertientes de nuestros reproches: Ya me conocen: cuando me decido, ¡me decido! Además, ¿para qué iba a molestarlos si hay tanta tecnología? Es justo que yo también la aproveche.


II


Pasamos horas de aquel domingo procurando convencer a la abuela de que renunciara a sus planes. Aunque le reiteramos nuestro cariño y lo mucho que apreciábamos su compañía, tal como lo suponíamos, todos los esfuerzos resultaron inútiles. Vivi estaba decidida a mudarse a Villas Carina en cuanto llenara los trámites y comprobase que las instalaciones eran tan agradables como lucían en la pantalla de la computadora.


Para ambas cosas iba a necesitar ayuda. Mi hermano Sixto fue el seleccionado para brindársela. Desde que la abuela enviudó él se encarga de todos los trámites bancarios de Vivi y de llevarla de compras los viernes por la tarde. Eligieron ese día porque es cuando a Sixto le disminuye la clientela en su consultorio y a Vivi le recuerda las tardes en que sus padres la llevaban al centro para comprarle algo o sólo por el gusto de mirar los aparadores.


Si por algún motivo mi hermano necesita mover la salida del viernes a otras alturas de la semana, mi abuela rechaza la sugerencia y decide esperarse hasta el siguiente viernes que es, en su calendario personal, el día adecuado para las compras y el paseo.


Mis hermanos y yo hemos hablado mucho de la inflexibilidad de mi abuela a ese respecto y hemos acabado por comprenderla, aunque a veces ella no entienda que por razones ajenas a nuestra voluntad le fallamos en algo, por ejemplo en celebrar su cumpleaños el mero día, como ella dice.


III


Mi abuela está orgullosa de haber nacido en la última hora del 20 de noviembre de l939, en la casa de Marcos, el artesano encargado de hacer los cohetes para celebrar la Revolución en el zócalo del pueblo. Con ese motivo San Antonino se revestía con papeles de colores, se inundaba de música, gritos, carcajadas, ladridos y olor a pólvora.


Según nos ha contado, para su familia era tradición asistir a los festejos del 20 de noviembre. En esa fecha todos en la casa se levantaban más temprano, se vestían con sus mejores ropas para salir a la calle y sumarse a los grupos que se iban hacia la única avenida de San Antonino.




Los presos se encargaban de barrerla antes del amanecer y los voluntarios de embellecerla con un arco de flores en donde se leía la fecha emblemática: 20 de Noviembre de l910. Antes de las diez de la mañana empezaban a llegar los visitantes procedentes de los ranchos cercanos y los vendedores de dulces, fritangas y chucherías de cartón y de barro.


Mi abuela se recuerda subida en el pretil de una ventana o montada en los hombros de Joaquín, su hermano mayor, mirando el paso de hombres a caballo, mujeres con moños en las trenzas y faldas coloridas, niños con cananas de cartón y bigotes. Esa fiesta del pueblo –nos cuenta Vivi– era más suya que de nadie por coincidir con su cumpleaños sin pastel, ni regalos, ni retrato en el estudio del maestro Ponce pero llena de una euforia popular que despertaba orgullos, emociones y esperanzas.


Terminado el desfile quedaban regadas por todas partes huellas de la celebración: una corneta de hojalata, el ala de un sombrero, un moño, caireles de serpentina, confeti que los niños tomaban a puños para lanzarlos al aire con ánimo de prolongar la fecha que más tarde sería tema de estudio y de sus composiciones escolares.


Mi abuela guarda la que escribió en sexto año dedicada, precisamente, a recordar las celebraciones del 20 de noviembre en su pueblo. De no haberlas vivido –dice convencida– no habría logrado escribir las tres hojas que la hicieron merecedora de un diploma. Vivi siempre quiere mostrarnos ambas cosas pero no las encuentra. Teme haberlas dejado en la casa de alguno de sus nietos durante sus estancias de dos meses.


Desde que está en Villas Carina ya no tiene miedo de perder nada. Todo tiene un lugar en su departamentito y seguirá allí hasta el día en que se reúna con don Cele, mi abuelo. Le suplicamos que no hable del tema, falta mucho para ese momento. Dios quiera, dice y enseguida –como si ya hubiera recibido la señal de que su vida se prolongará por muchos años– habla de sus planes y de seguir viviendo sin amarguras, con orden, honrando la memoria de su esposo y respetando las fechas.


El 20 de noviembre, por doble motivo, es sagrado para ella. Como antes lo hacíamos en alguna de nuestras casas, desde hace tres años se lo festejamos en Villas Carina. En esas ocasiones Ruby, la administradora, nos permite adornar el salón de juegos con guirnaldas, banderitas y un arco de flores como el que mi abuela veía en el pueblo: 20 de Noviembre de l910.


A la fiesta asisten todos los inquilinos de Villas Carina. Pronto se animan y pierden la timidez. Nunca falta quien cante corridos de la Revolución. Algunos describen los pormenores de sus festivales escolares o se refieren al retrato que se tomaron con su familia el día en que por vez primera vieron el desfile. Mi abuela luce sus recuerdos de infancia en San Antonino y su buena memoria ilustrándolo con el único párrafo de su composición premiada que recuerda.


En su pasado aniversario dijo no estar de acuerdo con las celebraciones diferidas. Piensa que el estallido de la Revolución debe festejarse el 20 de noviembre porque así lo dicta la Historia y porque deben respetarse las fechas.


Esta vez, una serie de obstáculos nos impidieron a mis hermanos y a mí visitar a mi abuela en su día. Le propusimos que eligiera otra fecha. Dijo que iba a pensarlo pero aún no hemos obtenido respuesta. Mi inflexible y maravillosa abuela es de las personas que piensan: El mero día o nada.






Alma E. Muñoz


Periódico La Jornada

Domingo 23 de noviembre de 2014, p. 19


Tras los crímenes contra estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, presuntamente ordenados por José Luis Abarca, el ex presidente municipal que postuló el PRD en Iguala, Guerrero, ese partido registra una caída en la intención de voto rumbo a las elecciones de 2015 y tiene una mala opinión en al menos 46 por ciento de los ciudadanos, de acuerdo con los resultados de una encuesta que mandó aplicar el 3 y 4 de noviembre.


Con base en los resultados de ese estudio, dado a conocer en la reunión de dirigentes estatales que recientemente tuvo lugar, Carlos Navarrete, presidente nacional del partido, reconoció un incremento de los negativos para el instituto político en las últimas seis semanas. Es decir, después de los sucesos en Iguala en septiembre pasado.


El miércoles, en la inauguración del encuentro en el hotel Casa Blanca, en el Distrito Federal, apuntó que esos negativos “se dan fundamentalmente porque la gente nos ve en la vendetta interna”.


Ese ejercicio arroja que la opinión del PRD entre la ciudadanía es mala en 31 por ciento y muy mala en 15. Mientras que tan sólo 5 por ciento la considera muy buena y 17 por ciento, buena. Además de que para 32 por ciento es conflictivo.


En cuanto a la preferencia electoral, al planteamiento de “si hoy fueran las elecciones para elegir diputados federales, ¿por cuál partido votaría usted? 31 por ciento optó por el PRI; 20 por ciento por el PAN y 11 por ciento por el PRD, lo que para algunos integrantes del sol azteca es considerado una advertencia de que el número de legisladores en San Lázaro podría disminuir considerablemente.




Se recordó que el punto de arranque de intención del voto para las elecciones de 2012 era de 18 por ciento y llegaron a casi 25.


El PRD, según el senador Alejandro Encinas, vive la peor crisis de su historia; la pérdida de cre­dibilidad y la descomposición, alertó, podrían profundizarse, si no hay una rectificación y se esclarecen los hechos de Ayotzinapa.


Sin embargo, en su caso, no piensa renunciar a su militancia. Por qué vamos a dejarles a los dirigentes un partido que no es propiedad de ninguna corriente o líder, sino que es resultado de la lucha de muchas generaciones de las izquierdas mexicanas, comentó.


En tono similar, se pronunció el coordinador de los senadores, Miguel Barbosa. La dirección del partido debe asumir la crisis y plantear soluciones; no me voy del PRD, indicó.


Lo anterior, a pesar de que ayer, uno de los fundadores del partido, José Antonio Rueda, dijo, en la reunión convocada por los iniciadores de la Corriente Democrática: Lo mejor que podemos hacer es renunciar al PRD.





Foto

Ni la intervención de Ronaldinho logró la calificación para Querétaro, que perdió 2-1 con JaguaresFoto Notimex




Agencias


Periódico La Jornada

Domingo 23 de noviembre de 2014, p. a39


La irregular campaña del Cruz Azul en el torneo Apertura 2014 llegó este sábado a su fin al empatar 1-1 con Leones Negros de la UdeG, resultado que lo dejó fuera de la liguilla, fase a la que de último minuto se metió Pachuca y en la que se abrió un octavo sitio para Pumas, si este mediodía consigue el primer triunfo de la campaña en CU ante Monterrey.


Cruz Azul, que fue incapaz de ganar en patio ajeno este torneo, pues registró cinco empates y tres derrotas, se ilusionó con el gol de Marco Fabián a los 57 minutos, aunque Marcelo Alatorre empató al 70.


La Máquina culminó la temporada con 21 puntos, por lo que no logó el boleto a la liguilla. La Universidad de Guadalajara terminó con 17 unidades, en el puesto 14.


Pachuca sufrió en su estadio, pero al final tuvo su recompensa al encontrar el gol de la calificación en la última fecha en el ocaso del partido ante Veracruz, al vencerlo 1-0.


Avilés Hurtado, quien había entrado de cambio en el segundo tiempo fue el héroe del encuentro al conseguir el tanto que rompió el empate y, de paso, dio la calificación al equipo de Hidalgo al minuto 93.


Pachuca llegó a 25 puntos y está en la liguilla, en séptimo puesto, seguido de Santos (23), que podría ser superado por los Pumas (21). Veracruz cerró con 15 puntos.


En tanto, Jaguares de Chiapas derrotó en su campo 2-1 a Gallos Blancos de Querétaro, que se encontraba en posibilidad de calificar, pero se quedó con 21 puntos, mientras que los Felinos se afianzaron en quinto puesto con 28 unidades.


Los tantos del equipo de Jaguares fueron obra de Emiliano Armenteros quien marcó a los 27 minutos y Horacio Cervantes, quien anotó a los 44 de tiempo corrido. Por Gallos Blancos descontó el brasileño Camilo Sanvezzo quien marcó a los 88 minutos.




El partido tuvo en los minutos iniciales un claro dominio de Querétaro, quien trató de marcar un gol tempranero que le permitiera manejar el partido y la posibilidad de clasificar, pero tras ese breve tiempo Gallos Blancos ya no creó peligros, a excepción de un par de tiros libres cobrados por Ronaldinho.


En Monterrey, en duelo de clasificados, los Tigres de la UANL (segundo) impusieron su condición de local para vencer 2-1 a los Diablos Rojos de Toluca (cuarto), y con ello aseguraron su boleto a la Copa Libertadores.


Los goles del encuentro fueron conseguidos por Joffre Guerrón, al 20, y Damián Álvarez (92) por Tigres, mientras que Paulo da Silva descontó para los Diablos Rojos al 32. Los de casa llegaron a 31 puntos y los visitantes se quedaron con 29.


En la liga de Ascenso, Coras FC refrendó su marca como el mejor de la campaña regular al empatar 1-1 con Estudiantes Altamira y avanzar a la final por marcador global de 3-2, por lo que ahora se enfrentará en la gran final con Necaxa.


Con el marcador en su favor, el equipo local tuvo menos presión para este partido de vuelta en la Arena Cora, a pesar de que los tamaulipecos abrieron el marcador al 30 gracias al tanto del paraguayo Víctor Aquino. Los de Tepic igualaron al 41 con Michael, lo que en el global significaba una ventaja.





Foto

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el presidente del tribunal de justicia del DF, Héctor Elías Azar, y el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, durante la clausura del Encuentro Nacional de Procuración y Administración de JusticiaFoto José Antonio López




Fabiola Martínez


Periódico La Jornada

Domingo 23 de noviembre de 2014, p. 6


El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la violencia jamás será la vía para obtener justicia. Llamó también a policías, investigadores y jueces a hacer su trabajo con diligencia para que los ciudadanos opten, como han hecho en su inmensa mayoría, por la vía institucional para encontrar respuesta a sus demandas.


El camino para consolidar a México como país de leyes y con plena vigencia del estado de derecho son sus instituciones, las cuales pertenecen a la ciudadanía y deben estar a la altura de sus demandas y necesidades, agregó.


El funcionario federal clausuró ayer el Encuentro Nacional de Procuración y Administración de Justicia, cónclave en el que los representantes de ambas instancias dieron su espaldarazo al presidente Enrique Peña Nieto y su gobierno, así como al procurador general de la República, Jesús Murillo Karam –presente en el podio–, por el caso de los 43 normalistas desaparecidos desde hace casi dos meses.


Ninguno de los oradores mencionó la palabra Ayotzinapa, lugar en el que se encuentra la escuela de los jóvenes detenidos por policías de Iguala, Guerrero, quienes los entregaron al crimen organizado. Sin embargo, el tema rondó en toda la ceremonia.


Victoria Adato Green, ex magistrada y ex ministra numeraria, recibió la presea Manuel Crescencio García Rejón, y durante su mensaje pidió al procurador Murillo que no desmaye.


Édgar Elías Azar, presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia del país (y titular del tribunal capitalino), ponderó el valor de la unidad de quienes encabezan las instituciones, más allá de filiaciones ideológicas. Con ese enfoque emitió el apoyo de los tribunales al trabajo de Murillo (responsable de la investigación para develar el paradero de los normalistas de Ayotzinapa) y al secretario Osorio en la construcción de un nuevo sistema de justicia.




Debe estar seguro, señor secretario, que en estos momentos en los que la gente reclama justicia, en estos momentos en los que se ansía la paz y reconciliación, la nación encontrará jueces que, con la Constitución en la mano, sabrán respetar los derechos y proteger las libertades de todos los ciudadanos, dijo.


Ninguno de los funcionarios presentes dio entrevistas a la prensa, aunque con diversos matices se habló del derecho de manifestación de los ciudadanos, siempre y cuando se haga por la vía pacífica.


En su turno, Osorio Chong dijo que el tiempo actual llama a todos a redoblar esfuerzos para avanzar por la ruta de la justicia plena y poner punto final a la impunidad, para lo cual no hay colores ni ideología. También dijo que es necesario que las leyes estén en correspondencia con la realidad, a partir del diálogo y el debate democrático.


Se trata de que ante la comisión de cualquier delito se esclarezcan los hechos, se proteja al inocente, se repare el daño y que quien violente la ley sea juzgado conforme a derecho, expresó.


Asimismo, destacó la importancia del trabajo conjunto y coordinado de los distintos niveles de gobierno, específicamente para conseguir las metas del nuevo sistema de justicia penal, al cual se refirió como el cambio jurídico más profundo del siglo. El nuevo entramado, conocido como de los juicios orales, deberá operar en todo el país a más tardar en junio de 2016.


Para ello, dijo, necesitamos el compromiso de todos: una policía profesional que persiga el delito sin quebrantar el debido proceso; de ministerios públicos que investiguen con rigor, y de jueces y magistrados que apliquen la ley sin restricción.






Andrea Becerril


Periódico La Jornada

Domingo 23 de noviembre de 2014, p. 9


El senador Manuel Bartlett advirtió que los últimos discursos del presidente Enrique Peña Nieto, anuncian la mano dura con que pretende desactivar la rebelión surgida en el país por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el avance del crimen organizado y la corrupción en todos los niveles de gobierno.


El viejo PRI represor está de vuelta con una estrategia que busca desvirtuar las movilizaciones pacíficas para sofocar luego todo asomo de descontento, porque no quieren que haya ningún caldo de cultivo de revuelta, cuando se instalen en el país las empresas trasnacionales que vendrán a explotar el petróleo.


Para ello, agregó, cuentan con el apoyo de Estados Unidos y sus agencias de inteligencia y seguridad, que protegen de esa forma sus propios intereses.


El coordinador del PT en el Senado consideró que Peña está dispuesto a reprimir las protestas y así lo expresa en cada intervención que ha tenido desde hace una semana en que regresó de China y Australia. Han sido discursos amenazantes, donde alude con insistencia a que la pretensión de los miles de ciudadanos que se han manifestado por las calles es desestabilizar su gobierno.


Sostuvo que la estrategia del gobierno federal ha sido meter provocadores en las marchas efectuadas en la ciudad de México, donde miles exigen conocer la verdad sobre los hechos de Iguala, “pero protestar también contra la corrupción y tráfico de influencias que el mismo Peña lleva a cabo, de la que es ejemplo claro la llamada casa blanca”.




Agregó que, además de dar la impresión de que las manifestaciones son violentas, otra de las falacias que desde el gobierno se han propalado es que la tensión que se vive ahuyentará la inversión extranjera en petróleo y electricidad.


Mentira, es parte de la intención de enfriar la rebelión nacional, un movimiento que no sólo está en los muchachos que gritan en las calles consignas para que Peña renuncie, sino en sectores que no tienen que ver con la política y hasta gente del régimen, que están preocupados por lo que pasa.


Es falso, insistió, que la inversión extranjera no llegará. Las trasnacionales petroleras estuvieron en Irak, pese a los bombardeos y vendrán a México, sólo que antes Peña les allanará el camino a fin de que puedan tomar posesión de la parte del territorio que requieran.


En Puebla, por ejemplo, se han instalado por la fuerza, con el apoyo del gobierno estatal, empresas mineras que trabajarán a cielo abierto, pese a las protestas.


El mismo escenario se pretende repetir en todo el país en el caso de las petroleras extranjeras, porque hay un diseño especial geopolítico, que parte de la decisión de Estados Unidos de controlar los hidrocarburos mexicanos, para su propia seguridad energética.






L


a espiral de violencia entre israelíes y palestinos que se ha desatado en Jerusalén –ciudad que ambos reclaman como capital, por más que actualmente se encuentre bajo control de Tel Aviv– alcanzó ayer una nueva cota de horror con el ataque perpetrado por dos palestinos a una sinagoga del barrio de Har Nof, en el que murieron cuatro rabinos y un policía druso, además de los atacantes, quienes fueron abatidos a tiros por la policía. En la agresión, que tuvo lugar muy de mañana, en plena hora del rezo, dejó además un saldo de siete personas con heridas de diversa importancia. El atentado en la sinagoga Kehillat Bnei Torah se suma a una nueva modalidad de ataques contra civiles judíos por parte de palestinos aislados, que consiste en acciones espontáneas, como acuchillamientos de transeúntes y atropellos vehiculares de peatones. Si bien los grupos fundamentalistas Hamas y Yihad aplauden tales acciones, es claro que no tienen relación alguna con su planificación y ejecución.


Estas agresiones, que iniciaron el mes pasado y que son sin duda repudiables, deben ser entendidas en el contexto del conflicto que enfrenta a ambos pueblos desde hace más de seis décadas y que para los palestinos se ha traducido, tras sucesivas derrotas militares, en la pérdida de su país y de su libertad y en la confiscación de todos sus derechos básicos, tanto individuales como colectivos. Por lo demás, los atentados contra judíos en Jerusalén vienen precedidos por la masacre de miles de palestinos perpetrada el verano pasado en Gaza por el régimen israelí y representa un reflejo asimétrico –por la abrumadora disparidad de ambos bandos en términos y medios militares– de esa otra barbarie. Para Israel, en cambio, la pesadilla de los asesinatos en Jerusalén debiera confirmar el hecho de que no podrá construir paz y seguridad para su propio pueblo a expensas de otro y sobre la base del saqueo, la expulsión, la opresión, la explotación y las masacres de palestinos.


Más aún: este nuevo brote de violencia homicida individual por parte de habitantes árabes –que pudieron permanecer en lo que ahora es Israel– pone de manifiesto que la política de los ocupantes de Cisjordania, Gaza y la Jerusalén oriental gira en un círculo vicioso en el que se repiten una y otra vez los mismos errores. A principios de la década pasada, el gobierno de Ariel Sharon intentó destruir la dirigencia de Al Fatah, del extinto presidente Yaser Arafat, y obtuvo, como resultado de esa política, el fortalecimiento de una corriente palestina mucho más radical y declaradamente antisraelí: Hamas. Los intentos más recientes de Benjamin Netanyahu de acabar con Hamas han erosionado ciertamente el liderazgo de este grupo fundamentalista y han dado lugar a una violencia espontánea entre israelíes de origen árabe que no encuentran otra manera de dar cauce a sus reivindicaciones nacionales y a su solidaridad con la Gaza masacrada que matar judíos con los medios que tengan al alcance: automóviles, armas cortas o incluso hachas y cuchillos de carnicero, como el que empleó ayer uno de los atacantes de la sinagoga.




El odio encarnizado no es exclusivo de los ciudadanos de a pie, también lo han manifestado Hamas y Yihad, con sus alabanzas a los asesinos, y el gobierno de Netanyahu, que ha respondido en forma lamentable, cubriendo de insultos al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, quien parece ser en esta circunstancia el único actor interesado en detener la violencia y resucita alguno de los procesos de paz que han sucumbido en la región en las décadas recientes.


Con su doble moral caracterísica, los medios occidentales condenan sólo una de las dos orillas del terrorismo –la palestina– y reproducen la consideración de que el conflicto no tiene solución posible, que es tanto como asumir que el sacrificio histórico del pueblo palestino resulta inevitable. La solución, sin embargo, ha estado a la vista del mundo desde el fin de la llamada Guerra de los Seis Días, en la que Israel ocupó Cisjordania, Gaza, la porción oriental de Jerusalén, los altos del Golán –pertenecientes a Siria– y la penínsuna del Sinaí, posteriormente devuelta a Egipto: reconocer el derecho de los palestinos a un Estado propio y a reclamar las tierras de las que fueron despojados. Fuera de esa solución, que despejaría de tajo los rencores históricos y abriría la perspectiva de una convivencia pacífica y fructífera entre ambas naciones, no queda más horizonte que la continuación de la barbarie.




Condenan Las Abejas decisión de la SCJN de liberar a autores de la masacre de Acteal




Hermann Bellinghausen


Periódico La Jornada

Miércoles 19 de noviembre de 2014, p. 6


La organización Las Abejas denunció que es una ofensa para el pueblo de México que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) actué de manera parcial, porque lejos de hacer una investigación a fondo sobre el caso Acteal, se empeña en señalar fallas en el debido proceso para que los paramilitares confesos y sentenciados por la masacre sean excarcelados todos.


En un comunicado enviado desde Acteal, en Chenalhó, Chiapas, la organización tzotzil señaló que del recurso en que se basó el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no existe otro autor material más que la Procuraduría General de la República (PGR), pues fue la institución que cometió las irregularidades judiciales y la violación en el debido proceso en que se basó la liberación de los asesinos.


En el actual contexto de impunidad en México, Las Abejas declararon su apoyo a los familiares de los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero. Desde los Altos de Chiapas, añadieron, nos solidarizamos con su lucha por la presentación con vida de los normalistas detenidos-desaparecidos. Lo que está pasando en Guerrero no nos es ajeno, lo hemos vivido, lo hemos sufrido. Acteal y Ayotzinapa son crímenes de lesa humanidad orquestados por el Estado.


Como sobrevivientes de la masacre de Acteal, Las Abejas reprobaron con mucha indignación la decisión de la SCJN de liberar a tres de los últimos paramilitares aún en prisión sentenciados por la masacre.


Si para la SCJN no hay culpables, si todos los paramilitares sentenciados son inocentes, entonces exigimos que nos presenten con vida a nuestros hijos, hermanos, padres, madres que fueron abatidos a balazos el 22 de diciembre de 1997.


Responsabilizan a la Suprema Corte de posibles conflictos


Con la nueva excarcelación de paramilitares, la SCJN se agrega en nuestra lista de asesinos contra la humanidad, pues para dicha institución no hay culpables. Por tanto, la SCJN, además del gobierno, será responsable de cualquier conflicto que genere la excarcelación de los paramilitares, porque el tejido social ha sido dañado y no se ha reparado. Además, no hay condiciones que garanticen la no repetición de los hechos.




La organización índigena ve en la excarcelación de los sentenciados por la masacre de Acteal una ofensiva de guerra judicial que protagoniza la SCJN; con esta actuación nos está diciendo que el crimen cometido en Ayotzinapa se dejará en total impunidad, como el de Acteal.


Las señales de esto son visibles. La nula voluntad del gobierno para aplicar justicia es principio de impunidad y (el presidente) Enrique Peña Nieto, “en lugar de responder a la demanda de justicia que exigen los familiares, recurre al mismo show que protagonizó el asesino Ernesto Zedillo con la masacre de Acteal; la detención de José Luis Abarca (ex alcalde de Iguala) y la renuncia de Ángel Aguirre Rivero (ex gobernador de Guerrero) no son más que un teatro que oferta el mal gobierno para desviar nuestra atención en la demanda de justicia integral y para apaciguar la movilización de la solidaridad nacional e internacional”.


Ante las actuales circunstancias del país, los sobrevivientes de Acteal preguntan: ¿Qué futuro se nos depara en México cuando los gobiernos asesinos son premiados con cargos públicos, los paramilitares con remuneración económica y las instituciones encargadas de aplicar justicia son reconocidas con un aumento salarial después de consumar una impunidad? Sabemos que en 2015 la SCJN será beneficiada con un aumento salarial de 6.5 por ciento.


Ese mismo año, dos paramilitares más, confesos ambos, los últimos que quedan en prisión, serán liberados porque la sentencia que tenían de 36 años de cárcel fue reducida a 18 años.






Alfredo Méndez


Periódico La Jornada

Miércoles 19 de noviembre de 2014, p. 9


Los siete militares implicados en el homicidio de 22 presuntos secuestradores en una bodega ubicada en Tlatlaya, estado de México, reportado el pasado 30 de junio, solicitaron al juez federal que los procesa un careo con las tres mujeres que se encontraban en el lugar de los hechos, dos de las cuales han variado sus declaraciones en otras tantas ocasiones.


Abogados de los procesados –quienes pidieron no mencionar sus nombres– informaron a La Jornada que el objetivo de los careos es lograr que las mujeres caigan en más contradicciones.


Los defensores afirmaron que el día en que ocurrieron los hechos, las tres mujeres dijeron a los ocho efectivos castrenses (hoy presos) que eran víctimas de la banda de plagiarios.


Sin embargo, una de ellas ocultó que se encontraba en la bodega por ser madre de una mujer que pertenecía al grupo de supuestos secuestradores que fueron asesinados por los militares.


Otra de las supuestas víctimas, identificada con el sobrenombre de Julia, ha variado sus declaraciones varias ocasiones: primero, el día de los hechos, dijo a un agente del Ministerio Público del estado de México que si estaba en la bodega era porque había sido raptada horas antes.


Días después de lo ocurrido, Julia fue entrevistada por la revista Esquire. A ese medio de información de Estados Unidos dijo que los supuestos plagiarios fueron heridos y minutos después asesinados por los militares, en una especie de fusilamiento.


Dos meses después de los hechos Julia cambió su versión, que originalmente había dado a funcionarios ministeriales del estado de México.


Nueva versión


En su nueva declaración, ahora ante fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR) que ya habían atraído las investigaciones, afirmó que en realidad ella se dedicaba a hacer el aseo en esa bodega y que no era víctima de rapto.


Hoy, Julia y la mamá de una de las personas que falleció en la bodega se encuentran en prisión, ya que la PGR encontró una semi plena prueba para imputarles los delitos de encubrimiento y falsedad en declaraciones, añadieron los abogados.




La tercera mujer de quien se pedirá el careo con los siete militares detenidos es una joven dedicada a la prostitución.


Ella ha sido la única de las tres mujeres que desde su primera declaración sostuvo que los soldados que participaron en los hechos sí fueron recibidos a balazos.


La joven también ha sostenido desde su primera declaración que después de unos minutos de enfrentamiento los elementos castrenses controlaron las cosas, y que cuando entraron a la bodega aún encontraron con vida a varios de los presuntos secuestradores.


Según esa testigo, antes de ser ultimados algunos de los supuestos plagiarios habría dicho: Ahí muere, nos rendimos.


El pasado siete de noviembre un juez federal dictó auto de formal prisión por diversos delitos a los siete militares presuntamente implicados en la matanza de 22 personas en Tlatlaya.


Eduardo Torres Carrillo, juez primero de distrito en procesos penales federales del Distrito Federal, determinó iniciar a los sospechosos un juicio en un expediente en el que sólo tres soldados fueron procesados por la muerte de ocho de las 22 personas.


Según informes del Poder Judicial de la Federación, los oficiales Fernando Quintero Millán, Roberto Acevedo López y Leobardo Hernández Leónides fueron los únicos a quienes les abrieron juicio por el homicidio calificado de ocho personas, así como por los delitos de abuso de autoridad y alteración ilícita del lugar y vestigios del hecho delictivo.


A dichos efectivos, así como a sus compañeros Alan Fuentes Guadarrama, Julio César Guerrero Cruz, Samuel Torres López y Ezequiel Rodríguez Martínez, también se les dictó prisión por ejercicio indebido del servicio público.


Al mismo tiempo, Rodríguez Martínez fue procesado por el delito de encubrimiento, por no impedir la consumación de un ilícito.





Ap


Periódico La Jornada

Miércoles 19 de noviembre de 2014, p. a10


Tokio. El astro del cine japonés Ken Takakura, conocido por los héroes estoicos a los que interpretó en la pantalla grande, murió de linfoma. Tenía 83 años. Su oficina y varios medios indicaron el martes que Takakura falleció el 10 de noviembre en un hospital de Tokio. Takakura, quizá más conocido por su papel de inspector de policía en la cinta de Ridley Scott Black Rain, de 1989, debutó en Japón en 1956 y alcanzó el estrellato con películas sobre la yakuza.





Ap


Periódico La Jornada

Miércoles 19 de noviembre de 2014, p. 39


La Habana.


Un médico cubano que lucha en África occidental contra el ébola afirmó que la experiencia de tratar en forma directa con los enfermos le dio motivación para contribuir a salvar vidas y hacer conciencia sobre la necesidad de frenar la epidemia.


Es lo más duro que he visto, y he visto cosas duras, afirmó Ronald Hernández, después de un día de trabajo en una conversación con The Associated Press por el chat de una red social.


Hernández, de 45 años, es uno de los 165 trabajadores de la salud que la isla envió a Africa occidental, y medios de prensa oficiales cubanos también publicaron las experiencias escritas por Hernández en las redes sociales.


Recibí muchas conferencias sobre el ébola. Leí bastante, pero nada es comparado a atender de modo directo a un enfermo. Hay que hacer lo posible y hasta lo imposible por frenar esta epidemia, e impedir que sigan muriendo personas por falta de atención medica, afirmó Hernández en su cuenta de Facebook que abrió en 2009.


El especialista en medicina integral explicó que desde el 13 de noviembre trabaja en la zona roja, o sea directo con pacientes infectados en un hospital de Monrovia, capital de Liberia.


Según el galeno, quedó muy impresionado cuando pasó visita a una niña de unos 10 años, desnutrida y cuya familia murió de ébola y digo toda. Nomás verla daban deseos de llorar. Pero nuestro trabajo no es llorar, sino salvarla. A eso vinimos aquí.




Hernández conoce los riesgos que enfrenta. Explicó que en la zona trabajan con traje de seguridad, en dúo o en trío, sin objetos personales ni siquiera lapiceros y el peligro más grande es quitarse el traje que puede estar contaminado. Es un proceso largo y complejo, con la ayuda de los epidemiólogos de la misión... porque después de dos horas con el traje el deseo es quitárselo y tomar agua. Las jornadas son de seis horas pero no están más de dos horas en la zona roja y si un médico se siente mal o necesita salir, lo custodia el doctor con quien trabaja.


Ha trabajado en Honduras y Venezuela, pero aseguró que fue duro para su familia aceptar su decisión de ir a África, pero lo fueron asimilando y desde que está en Liberia se comunican por correo electrónico y por teléfono.


La mejor entrevista la vamos a dar cuando regresemos a Cuba, dijo a la Ap antes de viajar. A pedido de la Organización de Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud, Cuba anunció que enviaría en total 461 colaboradores de la salud a África para luchar contra la epidemia de ébola.


Cuba tiene en la actualidad más de 50 mil trabajadores de la salud en 66 países.





Javier Santos


Corresponsal


Periódico La Jornada

Miércoles 19 de noviembre de 2014, p. 30


Puerto Vallarta, Jal., Érika Berenice Cueto Vásquez, de 38 años de edad, instructora de baile en tubo y ejercicios con pesas, desapareció hace una semana luego de salir de su casa en un Chevrolet Chevy placas JKZ-7555, informó la policía municipal. La corporación precisó que la madrugada de ayer el vehículo fue localizado abandonado en el paraje El Paso del Guayabo. Cueto estaba organizando una demostración de pole dance en este destino turístico.





E


l presidente colombiano, Juan Manuel Santos, decidió ayer la suspensión de las pláticas de paz que su gobierno mantiene desde hace más de dos años con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) debido a la captura, por parte de esa organización guerrillera, del brigadier general Rubén Darío Alzate y de una abogada, el pasado domingo en Chocó, y de dos soldados que fueron hechos prisioneros en combate una semana antes en Arauca.


En las circunstancias actuales es claro que tanto las acciones de la organización insurgente más vieja de América Latina como las reacciones del mandatario podrían descarrilar en forma grave –y hasta definitiva– el arduo proceso pacificador, iniciado tras una década de ruptura de los contactos entre la guerrilla y las autoridades de Bogotá, y que ha involucrado a Cuba, como país anfitrión, y a Venezuela y Chile en calidad de facilitadores.


Las negociaciones no han sido sencillas, no sólo por la gran cantidad de temas que involucran (planes de desarrollo agrario, participación política de los insurgentes una vez desmovilizados, suspensión de las causas judiciales contra ellos y formulación de una nueva estrategia antidrogas, entre otros puntos) sino también porque desde un principio suscitaron una virulenta oposición por parte de los sectores más reaccionarios del escenario político colombiano, encabezados por el ex presidente Álvaro Uribe, promotor de la liquidación de las FARC por la vía militar y, según diversas versiones, vinculado a los grupos terroristas paramilitares creados para hacer contrapeso a la guerrilla. A ello ha de agregarse que el propio Santos estableció que el proceso se llevara a cabo sin ninguna clase de suspensión o tregua de la confrontación militar.




Esta última condición no sólo conlleva la prosecución de enfrentamientos y combates sino también la toma de prisioneros tanto por el gobierno como por las FARC, las cuales, por su participación en el proceso de paz, adquieren categoría de parte beligerante.


En esa perspectiva, las capturas de militares por parte de la insurgencia no tendrían por qué conllevar suspensión alguna de las negociaciones. Si Santos lo determinó así es altamente probable que ello se haya debido al recibo de intensas presiones políticas por parte de la cúpula castrense y, en el lado civil, por parte de Uribe y sus partidarios, los cuales, desde el inicio del proceso pacificador, no han escatimado esfuerzos para ponerle fin al mismo. En tales circunstancias las capturas efectuadas por los guerrilleros parecen un inexplicable y absurdo regalo al uribismo.


Pese a todo, el proceso de paz en Colombia debe proseguir. En más de medio siglo de conflicto armado esa nación hermana ha perdido a incontables ciudadanos –guerrilleros, militares, policías y civiles no involucrados con ninguno de los bandos–, su población ha sido expuesta a toda suerte de sufrimientos y la destrucción social y material ha sido enorme. Cabe esperar, pues, que ambas partes sean capaces de aportar gestos de buena voluntad –esto es, que las FARC liberen a los prisioneros referidos y que Santos se avenga a retomar los contactos, en ambos casos sin condiciones previas–; que el diálogo avance y fructifique en acuerdos y que la patria de Gabriel García Márquez alcance lo antes posible la paz que su gente merece.





Mariana Chávez


Corresponsal


Periódico La Jornada

Martes 18 de noviembre de 2014, p. 27


Querétaro, Qro., La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) colocó sellos con la leyenda suspensión de la comercialización en varias tiendas de las cadenas Salinas y Rocha, Elektra y Famsa por aumentar precios y luego simular descuentos durante El Buen Fin. La Profeco dio a conocer que las empresas violaron la Ley Federal de Protección al Consumidor al ofrecer televisores, refrigeradores y equipos de sonido, entre otros productos, mediante prácticas abusivas y, publicidad engañosa.




Foto

La caravana de familiares de normalistas desaparecidos llegó ayer a la capital de OaxacaFoto Cuartoscuro




Patricia Muñoz Ríos


Periódico La Jornada

Martes 18 de noviembre de 2014, p. 6


Están fuera de control las protestas por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa; hay un exceso de libertad que provoca mayor desconcierto en la población, señaló el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, en nombre de la Pastoral Educativa de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).


Entrevistado en la jornada inaugural del encuentro nacional Educar para una nueva sociedad; pasión que se renueva, el sacerdote indicó que las protestas se han salido de las manos y que en estos momentos se está confundiendo libertad con que todos hagan lo que les viene en gana.


El prelado agregó que se está contaminando la libertad de protesta con manifestaciones descaradas de anarquía.


No ha habido límites a los manifestantes, se ha confundido el carácter de las protestas y esto provoca depresión social, por lo que necesitamos una palestra, un campo de entrenamiento, un gimnasio para educarnos en la libertad y en el amor, expuso.


Reiteró la solidaridad de los obispos de México con los familiares de los normalistas, e indicó que es muy doloroso que 43 estudiantes no hayan podido ver realizado su sueño de convertirse en profesores. Desde su punto de vista, en el futuro del país, un punto central del desarrollo es la formación de formadores, es decir, de los maestros.




Sobre este último punto, el presidente de la CEM, José Francisco Robles, y el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, señalaron que el país vive en emergencia educativa.


Pierre apremió a todos los sectores a revisar los principios básicos del pensar del ser humano. En tanto, Robles comentó que es necesario incentivar un clima de unidad y diálogo permanente.


A ese acto también acudió el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien comentó que numerosos mexicanos están fuera del presupuesto de la educación. Agregó que andan muy preocupados por los derechos reproductivos de los niños y los adolescentes, pero no por un derecho fundamental, que es el de la educación.




Exigen normalistas en Bellas Artes que se presente con vida a los 43 desaparecidos




César Arellano García


Periódico La Jornada

Martes 18 de noviembre de 2014, p. 9


Estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa y del Centro de Educación Regional de Iguala, Guerrero, realizaron ayer una protesta sociocultural en la explanada del Palacio de Bellas Artes.


El acto, dijeron los normalistas, es para exigir a las autoridades federales la presentación con vida de sus 43 compañeros desaparecidos el pasado 26 de septiembre y para informar a los capitalinos que el gobierno federal quiere cerrar el caso.


Después de las 17 horas llegaron alrededor de 70 normalistas de Guerrero en cinco autobuses. Veintidós alumnos llevaban el uniforme blanco y negro que caracteriza a la banda de guerra Halcones Dorados.


Caminaron a un costado del Palacio de Bellas Artes, hasta llegar a la explanada central, donde fueron recibidos por la gente con aplausos y porras.


Algunos gritaron: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, “¡Ayotzinapa vive, la lucha sigue! y ¡No están solos!


José Solano, estudiante de Ayotzinapa, dijo que “esta es una muestra para quienes dicen que somos violentos o delincuentes. Están mal informados. En la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa prevalece la cultura.




El gobierno siempre ha querido cerrar las normales. Nosotros siempre nos hemos manifestado para exigir educación, que haya más espacios y se aumente la matrícula, para que los jóvenes que no tiene recursos puedan estudiar una carrera normalista.


Recordó que en 2011 la policía estatal asesinó a dos de sus compañeros, Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús. A los dos los mataron por demandar espacios. Pedimos educación y recibimos balas. Estos casos, al igual que los de septiembre, siguen en la impunidad.


La banda de guerra Halcones Dorados de esa casa de estudios fue la encargada de abrir las actividades culturales. Hubo bailes regionales, números musicales y rondalla.


Antes de concluir el acto, fueron colocados en la explanada de Bellas Artes los retratos de los 43 desaparecidos.




No creo que uno deba permanecer en escena hasta que el público ruegue que te bajes




Geoffrey Macnab


The Independent


Periódico La Jornada

Martes 18 de noviembre de 2014, p. a10


Fue tal el clamor entre ejecutivos cinematográficos para pre adquirir el nuevo filme del iconoclasta director Quentin Tarantino, The Hateful Eight, la semana pasada, que, según se dijo, un grupo de éstos llegó a ofrecer a los promotores del director un vaso de sangre para mostrar su fatal ansiedad.


Pero tal vez el clamor se hizo más feroz cuando el director de 51 años amenazó, no por primera vez, con retirarse.


La película, que protagonizarán Channing Tatum y Samuel L Jackson, será la octava de Tarantino y ahora tal vez la antepenúltima.


No creo que uno deba permanecer en escena hasta que el público le ruegue que se baje, declaró el director al auditorio en el American Film Market (AFA), de Santa Monica, California. Después de ésta me quedan dos. Me gusta pensar que dejaré una filmografía de 10 películas. No está grabado en piedra, pero es el plan.


En plena forma


No es el caso de un niño prodigio avejentado que haya prolongado su buena recepción y quiera irse antes de que comience a hacer el ridículo. Al menos en términos de taquilla, Tarantino está en plena forma. Su cinta más reciente, Django Unchained (2012), ha sido la más exitosa a la fecha, con ganancias de más de 400 millones de dólares en cines de todo el mundo.


Tampoco se ve afectado por reseñas negativas. Sigue siendo favorito de los críticos, que aman su ironía, su formidable conocimiento de la cultura pop y de la historia del cine, su maestría para el diálogo y su manera a la vez sutil y repulsiva de coreografiar la violencia en todas sus películas.


Tal vez tiene la visión de ser un pistolero que cabalga hacia el ocaso, como el pequeño Alan Ladd en la escena final de Shane. Si se detiene ahora, su mística se preservará. Se mantendrá para siempre en la memoria popular como el joven bocón que dio una fuerte sacudida a la industria fílmica a principios de la década de 1990 con Perros de reserva y Tiempos violentos.


En un plano más desalentador, parece que Tarantino, consumado genio cibernético, se está desencantando del cine de la era de Internet. Se molestó mucho cuando se filtraron en línea copias del argumento de The Hateful Eight. (En el AFM, los distribuidores que querían leerlo tuvieron que hacerlo en las oficinas de los patrocinadores de la Weinstein Company.)




Tampoco está contento con que las películas sean filmadas y distribuidas casi por completo en forma digital. Cuando era un joven dependiente en una tienda de videos, todavía había la sensación de que había algo sagrado y secreto en el cine. Las películas eran de celuloide; los cinéfilos tenían que trabajar muy duro para ver filmes poco conocidos y construir su base de conocimientos. Ahora todo mundo sabe todo.


Si queremos averiguar sobre los spaghetti westerns de Sergio Corbucci o las películas de crimen de Fernando Di Leo, Wikipedia le dirá todo lo que necesita saber y probablemente las compremos en Amazon con entrega al día siguiente. Todo es para bien, pero significa que la devoción jesuítica que los cinéfilos necesitaron alguna vez ya no importa gran cosa.


Fácil financiar sus películas


Tradicionalmente, los directores iconoclastas de Hollywood no tienen oportunidad de escapar del sistema; más bien éste los escupe. En la parte final de sus carreras, cineastas como Sam Fuller y Orson Welles sencillamente no encontraban patrocinadores. En contraste, a Tarantino nunca le había sido más fácil financiar películas. Cuando distribuidores extranjeros hacen fila para comprar su cinta más reciente sin haberla visto, bien puede uno representar el papel del visionario incomprendido en el desierto.


Sin embargo, existe una buena razón por la que no parece probable que Tarantino cumpla su amenaza. Los Weinstein, con quienes su carrera tiene una vinculación tan íntima, no lo dejarán. No quieren que su gallina de los huevos de oro deje de ponerlos tan pronto.


Además, en términos fílmicos, Tarantino es todavía un novato. El pionero Allan Dwan, que saltaba de un género a otro y era un Tarantino en su día (1885-1981), hizo más de 400 películas. El maestro portugués Manoel de Oliveira sigue trabajando a los 105 años de edad. Retirarse apenas pasados los 50 años de edad, cuando sólo se han filmado 10 cintas, sería derrotista en extremo.


© The Independent


Traducción: Jorge Anaya






Laura Gómez Flores


Periódico La Jornada

Martes 18 de noviembre de 2014, p. 29


Por segundo día consecutivo seis estaciones de la línea 1 del Metrobús, que va de Indios Verdes a El Caminero, fueron cerradas, lo que afectó a alrededor de 10 mil personas, ante la presencia de manifestantes en las inmediaciones a Ciudad Universitaria, informó el director de ese sistema de transporte, Guillermo Calderón.


Desde las 15:12 horas, el servicio en las estaciones La Bombilla, Doctor Gálvez, Ciudad Universitaria, Centro Cultural Universitario, Perisur y Villa Olímpica se suspendió, estableciéndose dos circuitos de atención, de Indios Verdes a Altavista y de El Caminero a Corregidora.


La presencia de jóvenes en la avenida Insurgentes, que se manifestaban por los acontecimientos del sábado pasado, cuando un elemento de la policía de investigación de la PGJDF accionó su arma e hirió a un estudiante, derivó en cortes a la circulación por policías capitalinos.




De la afectación del servicio, por cerca de una hora y media, se informó a los usuarios vía Twitter y durante su ingreso a la línea, para que tomaran previsiones.


Los jóvenes en ningún momento han atentado contra las estaciones o el mobiliario de éstas, pero estamos en alerta y vigilando cómo se desarrollan los hechos, indicó.


A las 16:27 horas, el Sistema Metrobús anunció, también vía Twitter, el reinicio de las actividades en toda la ruta.






E


l Senado designó ayer a Luis Raúl González Pérez nuevo presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y puso fin de esta manera, con un periodo de varias semanas de incertidumbre, al proceso sucesorio en ese organismo público.


El funcionario, quien hasta ayer se desempeñaba como abogado general de la Universidad Nacional Autónoma de México, llega al cargo en sustitución de Raúl González Plascencia, con amplio respaldo legislativo –97 de los 107 votos de los legisladores presentes–, lo que hace suponer que, por lo menos en esta ocasión, el nombramiento del ombudsman nacional se superpuso al tradicional jaloneo partidista que suele acompañar los procesos de elección de este tipo de puestos.


Esa fortaleza política inicial constituye, sin duda, un activo importante para González Pérez, sobre todo de cara a la magnitud de la tarea y la responsabilidad que enfrenta, la cual consiste, nada menos, que en reconstruir la CNDH. Debe recordarse que la presidencia saliente de ese organismo ha sido impugnada en años y meses recientes por distintos actores políticos y sociales del país, como consecuencia de una conducción institucional deficiente y errática que ha llevado a ese organismo –originalmente concebido para salvaguardar las garantías individuales– a fungir como una dependencia supeditada a los poderes Ejecutivo federal y los estatales, mostrando una obsecuencia inadmisible ante abusos de las autoridades.


El saldo de ese desempeño es un deterioro institucional que resulta socialmente devastador, en la medida en que el organismo ha declinado sus funciones de actuar como contrapeso del poder público y con independencia y autonomía frente a éste. En los hechos, la CNDH ha terminado por plegarse a los designios de las autoridades y se ha convertido en distractor y encubridor de graves episodios de abuso y atropello, como ocurrió con los asesinatos de civiles en Tlatlaya por parte de militares, hecho frente al cual la comisión, a través de su titular, suscribió inicialmente la versión oficial de que las víctimas habían muerto en el contexto de un enfrentamiento con el Ejército, cuando ha quedado documentado que los decesos fueron resultado de ejecuciones extrajudiciales.




La complicidad con el poder ha abierto márgenes de impunidad que permiten la reproducción de escenarios de atropello y abuso, poniendo a los derechos humanos en el país en una de las circunstancias más críticas de la historia.


El arribo de González Pérez a la titularidad de la CNDH abre una ventana de oportunidad para dar a ese organismo el matiz de independencia, sensibilidad social y compromiso con las garantías que no ha tenido en los últimos años. Para ello es imprescindible que el nuevo ombudsman limpie a la institución de los vicios que la aquejan, elimine las inercias nefastas que se han acumulado en el último lustro y supere la supeditación y sumisión con que se desempeñó su antecesor.


Cabe esperar, por el bien de la ciudadanía en general, que Luis Raúl González Pérez tenga suerte en esas tareas.





Foto

El Mayito Gordo se ufanaba en las redes sociales de diversos aspectos de su vidaFoto tomada de Twitter




Javier Valadez, Jesús Aranda y Gustavo Castillo


Periódico La Jornada

Viernes 14 de noviembre de 2014, p. 19


Elementos de un cuerpo de élite de la Secretaría de Marina (Semar) detuvieron a Ismael Zambada Imperial, conocido como El Mayito Gordo, hijo de Ismael Zambada García, El Mayo, jefe del cártel de Sinaloa, durante un operativo efectuado en una comunidad del sur de Culiacán.


La persecución ocurrió la tarde del miércoles 13 en la comunidad La estancia de los Burgos, cerca del poblado El Salado, una de las zonas en la que esta organización criminal ejerce un férreo control, informó el periódico Ríodoce, que circula en esa entidad.


Las autoridades ofrecen una cuantiosa recompensa para quien dé informes para la localización de Zambada padre, dijeron funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR).


Zambada Imperial mostraba en las redes sociales aspectos de su vida cotidiana; mediante fotografías y pequeños textos ofrecía datos de su vida privada, mujeres, amigos, vehículos, paseos y lujos. La cuenta de Twitter @ismaelimperial, con el subnombre Mayito Gordo, tiene 333 tuits; en uno de éstos dice: Esta noche truena el rayo y, en una más, muestra que el rayo es su arma de grueso calibre.


En otro hay una foto con varios llaveros de automóviles de lujo y escribió: Lo difícil para mi..., en referencia a la decisión de elegir el vehículo que usará ese día. Tambien reproduce unos tenis Nike elaborados especialmente para el comprador, donde se lee Chino Antrax, sujeto detenido este año, y a quien se le adjudicó en su momento ser líder del ala violenta del cártel de Sinaloa.


En cuanto a la captura, desde la mañana se observaron movimientos inusuales en el aeropuerto internacional de Culiacán y hubo fuertes operativos en El Salado y El Dorado, al sur de la ciudad capital sinaloense. Las acciones fueron por tierra y aire, con helicópteros de la Semar.




De acuerdo con la información, “El Mayito Gordo fue trasladado al aeropuerto y de ahí a la ciudad de México, junto con un grupo no determinado de escoltas y gente del pueblo, quienes también fueron detenidos”, publicó este rotativo.


En el Distrito Federal fue llevado a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), donde se le practicaron exámenes periciales para corroborar su identidad. Enseguida se inició la declaración ministerial y en los próximos días se definirá su situación jurídica.


La información oficial del hecho fue escasa; incluso fue cancelado el mensaje que daría el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, en una aparición ante los medios, programada inicialmente para las dos y media de la tarde en la Secretaría de Gobernación.


Zambada hijo no tenía un papel importante en la estructura criminal del grupo de Sinaloa, y sus operaciones se limitaban a la ciudad de Culiacán, de acuerdo con fuentes extraoficiales.


Serafín Zambada Ortiz, medio hermano del ahora detenido fue capturado en noviembre de 2013 en una garita de la frontera con Estados Unidos, en Arizona, y está siendo juzgado en aquel país.


Otro medio hermano, Vicente Zambada Niebla, se declaró culpable en una Corte de Chicago de transportar y distribuir droga en Estados Unidos y de lavado dinero del narcotráfico.






Periódico La Jornada

Viernes 14 de noviembre de 2014, p. 6


Este periódico hace un especial reconocimiento a Luis Raúl González Pérez, hasta ayer abogado general de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien fue designado por la Cámara de Senadores para presidir la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).


Como director del Programa de Atención a Periodistas (hoy Programa de Atención a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos) de esa comisión, González Pérez apoyó a los reporteros de este diario cuando, en el sexenio de Vicente Fox Quesada, el entonces titular de la Procuraduría General de la República, Rafael Macedo de la Concha, puso en marcha la estrategia de citar a los informadores para que revelaran sus fuentes si alguna nota informativa incomodaba.




En ese periodo encabezaba la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el doctor José Luis Soberanes Fernández. Los recursos jurídicos que González Pérez puso al alcance de los periodistas fueron efectivos en la defensa de su derecho a preservar la identidad de sus fuentes de información.






Arturo Cruz Bárcenas


Periódico La Jornada

Viernes 14 de noviembre de 2014, p. a10


En los medios de comunicación masiva se transmiten miles de comerciales sexistas, donde a la mujer se le ve feliz por vencer al cochambre con una pasada de un trapo, sin esfuerzo, cuando realmente para quitar grasa pegada hay que sudar la gota gorda, y ni quien le ayude, pues el esposo está en la sala viendo el futbol, expresó en entrevista Julia Arnaut, integrante de La Cabaretiza AC, que organiza La noche de las publivíboras.


Explicó que se trata de una antipremiación a lo más sexista de la publicidad en México. “Se trata de premiar a aquellas campañas que reproducen los estereotipos de género. Durante todo el año tenemos nuestras redes sociales abiertas para saber los comentarios sobre la publicidad que se considera sexista. A partir de eso hacemos unas ternas y luego una parodia tipo Oscares para señalar estas agencias y marcas que reproducen estas tendencias que tanto daño nos hacen como sociedad.


Seguimos encontrando en los comerciales de productos de limpieza, de todo lo que tiene que ver con el hogar, que las mujeres son las que limpian, sacuden, atienden a los hijos. Es decir, todo el ámbito doméstico está ocupado por mujeres en la publicidad. Es muy difícil ver en México un comercial de Suavitel, por ejemplo, o de algún otro suavizante de ropa que no esté protagonizado por mujeres. Salen muy felices de limpiar y limpiar. Puede haber mujeres que se sientan bien haciendo eso, pero hay otras que les gusta estar en el ámbito público o que les agrada ser empresarias. En el caso de los hombres, en la gran mayoría de las publicidades, como de cervezas, que son emblemáticas, salen siempre borrachos y son mentirosos, y son incapaces de decir la verdad a sus esposas o a sus novias, porque prefieren irse a la cantina. Salen como incapaces de ser sinceros.


Reproductora de roles


En la sociología tradicional, el análisis indica que la publicidad tiene la función de ser reproductora de roles sociales. Hay sectores que piensan que las cosas deben ser así, pero no se refleja otro tipo de mujeres y hombres. Si hicieran algo diferente y mostraran ese otro tipo de personas sería mejor para ellos. No nos interesa que todas las agencias se conviertan en empresas de puñito alzado y feministas, porque tampoco puede ser. Sí podrían apuntar hacia otros lugares, que tienen que ver más con nuestra realidad contemporánea.




Al tener la premiación el tono del cabaret la gente se va a reír, aseguró. “Nuestra asociación civil, La Cabaretiza, busca utilizar el humor para señalar ciertos problemas políticos o sociales. Imitamos esas premiaciones majestuosas, acompañadas de música, que estará a cargo del grupo Los Acardenchados. Habrá esquetches de cabaret para que haya señalamientos y diversión. Van a estar Daniel Giménez Cacho, Tiaré Scanda, Epigmenio Ibarra, Verónica Velasco, Mardonio Carballo, Katia D’Artigues, Jesús Robles Maloof, Nacho Lozano, Simeone Monarres, Fernando Rivera Calderón, Las Reinas Chulas y Mónica del Carmen Eréndira Ibarra, quienes van a presentar ternas, en las que entre otras se encuentra la que tiene que ver con los productos del hogar, que se llama ¿Quién crees que lava la ropa?; para quienes estereotipan a los hombres como borrachos y proveedores que sólo sirven para llevar dinero a la casa está Fuerte, feo y formal; otra, No me ayudes, comadre, dedicada a la publicidad que no pretende ser agresiva, pero que acaba igual, reproduciendo estereotipos de género. Todos los años invitamos a las agencias y a las marcas, pero jamás han asistido. Una excepción es la categoría Sí se puede, en la que sí se premia a las agencias que hacen una campaña pro feminista. Han ido a recoger su premios. Las antipremiadas, nunca. El año pasado estuvo premiada Bonafont, por su campaña Las deshidra- tadas anónimas, según la cual todas las mujeres son histéricas o neuróticas porque están deshidratadas. Después de la premiación, Bonafont sí tuvo un acercamiento con nosotros y ahora nos están pidiendo un taller de equidad para sus creativos.”


Este año, el guión lo escribirá Ana Francis Mor, de Las Reinas Chulas y de La Cabaretiza, en colaboración con Andrés Carreño, que se ha dedicado a tratar temas de equidad y diversidad.


La cita es el 16 de noviembre, a las 18 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con entrada gratuita.






Laura Gómez Flores


Periódico La Jornada

Viernes 14 de noviembre de 2014, p. 41


Por vez primera en la historia de la ciudad de México y del país, expertos nacionales e internacionales analizarán las situaciones que niños y adolescentes con alto coeficiente intelectual viven en el entorno escolar, familiar y social.


En el primer Foro Internacional de Atención a la Sobredotación Intelectual, el director del DIF-DF, Gamaliel Martínez, señaló que en la capital viven 5 mil 418 personas con esa condición, que les provoca hiperactividad, poca concentración y dispersión en las aulas.


Sus necesidades cognoscitivas y pedagógicas no concuerdan ni son satisfechas con el tipo ni el nivel de educación que reciben en un escuela ordinaria, siendo en muchos casos objeto de descalificaciones y maltrato, porque generalmente son mal diagnosticados, explicó.




Dicha situación agrava su desarrollo y situación, al convertirlos en un grupo vulnerable, además de que, en una gran mayoría, se desconoce dónde están, cuándo requieren de apoyos y servicios sicológicos y pedagógicos específicos que les ayuden a desarrollar y explotar al máximo sus talentos innatos.


Mencionó que cuando son bien encauzados y desarrollados sus talentos, pueden constituir un sector privilegiado, con mucho que aportar a la ciudad y al país, de ahí la importancia de este foro que concluirá mañana en la delegación Xochimilco.






Pl


Periódico La Jornada

Viernes 14 de noviembre de 2014, p. 33


Canberra.


El L20, grupo que reúne a los sindicatos más representativos de las 20 principales economías del mundo (G20), demandó este jueves aumentos salariales y mayor inversión pública para lograr el crecimiento global.


Denuncian que riqueza del G20 se concentra en pocas manos


De acuerdo con Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, los gobiernos dan prioridad a políticas que sustentan los intereses de las grandes empresas y no a las destinadas a paliar la desigualdad salarial y el aumento del desempleo.


Por eso, en un encuentro previo a la cumbre del G-20 que se celebrará este fin de semana en la ciudad australiana de Brisbane, las organizaciones gremiales presentaron un paquete de propuestas sobre el tema.


En la cita los países participantes pretenden ratificar su meta de lograr un crecimiento cercano a 2 por ciento del producto interno bruto (PIB) en los próximos cinco años.




Pero los sindicatos consideraron que, de llevarse a cabo sus recomendaciones, las economías más desarrolladas podrían expandirse 5.84 por ciento y, a la vez, crearían 33 millones de empleos.


Entre las medidas propuestas por el L20 se incluye que cada país invierta uno por ciento de su PIB en infraestructuras, en especial las que permitan la transición a una economía baja en emisiones de carbono.


Al mismo tiempo, el grupo pidió un salario mínimo en todos los países del G-20, niveles adecuados de seguridad en el puesto de trabajo y protección social, además de normas que posibiliten la inserción laboral de mujeres y jóvenes sin experiencia.


Otras sugerencias persiguen que los acuerdos comerciales y la cooperación al desarrollo concuerden con los estándares laborales internacionales, y que se adopten estrategias para una acción contra el cambio climático y un crecimiento verde.






L


a primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió ayer liberar a tres de los cinco indígenas tzotziles que permanecían presos en el penal de El Amate, desde hace casi 17 años, por su participación en la masacre de Acteal, por considerar que las investigaciones realizadas en su momento por la Procuraduría General de la República (PGR) y las corporaciones policiacas locales fueron manipuladas, y tras haber documentado diversas violaciones al debido proceso de los inculpados. Así, del total de encarcelados por la masacre de 45 indígenas, el 22 de diciembre de 1997, sólo dos permanecen en prisión, y no parece descabellado que pudieran tener un destino jurídico similar al de los tres que fueron excarcelados ayer.


Con independencia de los vericuetos legales, y de las consabidas irregularidades presentes en las pesquisas de la PGR –que son, por lo demás, falencias habituales en el sistema de procuración de justicia que afectan por igual a culpables e inocentes–, debe señalarse que esos fallos a la formalidad no pueden ni deben ser un elemento suficiente para sustentar la inocencia de los acusados, quienes han sido, cabe recordarlo, plenamente reconocidos por los propios sobrevivientes de la matanza.


Por otro lado, el alegato sobre las deficiencias formales de las acusaciones de los implicados ha significado una coartada particularmente conveniente para los estamentos políticos que han asumido la defensa de la versión oficial en torno a los hechos, la cual ubica a la matanza de Acteal como producto de una pugna entre grupos indígenas, a contrapelo de la evidencia documental que indica la participación en esos acontecimientos de grupos paramilitares vinculados al gobierno de entonces.


Por lo demás, el fallo judicial de ayer conlleva una consagración de la impunidad en el caso Acteal, que en los años transcurridos desde entonces ha sido casi total. Los autores materiales capturados, enjuiciados y encarcelados tras la matanza han sido paulatinamente liberados a raíz de fallos judiciales como el de ayer. Las autoridades, por otra parte, han sido omisas en la investigación y el deslinde de responsabilidades intelectuales y políticas de quienes se desempeñaban como altos funcionarios del gobierno de Chiapas, de los mandos militares y de aquellas en las que pudieron incurrir el entonces presidente Ernesto Zedillo –acusado en tribunales de Estados Unidos por familiares de las víctimas, y defendido por los gobiernos mexicano y de aquel país–, su secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet; el ex gobernador chiapaneco, Julio César Ruiz Ferro; Jorge Madrazo Cuéllar, a la sazón procurador federal en aquel tiempo, y los generales Mario Renán Castillo y Enrique Cervantes Aguirre, responsables de la séptima Zona Militar y de la Secretaría de la Defensa Nacional, respectivamente.




El hecho de que los autores materiales de la masacre hayan sido liberados casi en su totalidad y que los responsables políticos de la misma ni siquiera hayan sido llamados a comparecer en tribunales implica que, al día de hoy, las perspectivas de esclarecimiento e impartición de justicia en torno a Acteal se hayan desvanecido. Esa perspectiva no sólo es inadmisible para las víctimas de Acteal y sus deudos, sino para el país en su conjunto, en la medida que refuerza una constante de simulaciones de justicia que se ha reiterado en Aguas Blancas, El Bosque, El Charco; en escenarios represivos como los registrados en Oaxaca y Atenco durante 2006, y en episodios recientes de abuso del poder público como los asesinatos de civiles en Tlatlaya, así como el asesinato y desaparición de normalistas de Ayotzinapa. La institucionalidad encargada de impartir justicia en el país ha vuelto a dar un nuevo golpe a su credibilidad, para infortunio de las víctimas de Acteal, de sus deudos y de la nación entera.




Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, Active Javascript para visualizar todos los Widget