Miles de campesinos bloquean carreteras por la política agropecuaria de AMLO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el marco del 140 aniversario del natalicio de Emiliano Zapata, distintas organizaciones integradas en el Frente Auténtico del Campo (FAC) y el Movimiento El Campo es de Todos, participaron este jueves en un paro nacional para protestar contra la política agropecuaria del presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien además exigieron un diálogo y la entrega de recursos.

Desde las 8 de la mañana, integrantes de #ElCampoEsDeTodos arribaron en caravanas a las inmediaciones del Ángel de la Independencia, en la capital mexicana, para alistar la manifestación. Tres horas después, decenas de campesinos levantaron sus banderas verdes, blancas y rojas y se enfilaron hacia el Monumento a la Revolución.

Al grito de “¡Abolición total al 27 neoliberal!”, hombres y mujeres provenientes de Puebla, Sinaloa, Tamaulipas y Colima, entre otros estados, pidieron echar abajo la reforma impulsada en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, con el fin de garantizar la propiedad ejidal.

“¡Diálogo, diálogo para la transformación!”, coreaban los campesinos, quienes portaban mantas con mensajes dirigidos al “señor presidente Andrés Manuel López Obrador”, en las que le solicitaban audiencia. “¡Urge que nos escuche!”, decían.

A través del megáfono y las pancartas, los trabajadores del campo expresaron su rechazo a la llamada “Ley Garrote”, aprobada por legisladores morenitas en Tabasco, y criticaron los “megaproyectos de muerte”. También pidieron justicia por los defensores de la tierra asesinados, entre ellos Samir Flores, opositor a la termoeléctrica de Huexca, Morelos.

A su paso por el “antimonumento” dedicado a los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, los de huaraches, botas y sombreros contaron hasta 43 para recordar a los normalistas y reiterar la exigencia conocida desde 2014: “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡Justicia!”

Ya en el Monumento a la Revolución, representantes de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Consejo Nacional de Sociedades y Unidades con Campesinos y Colonos (Consucc) y Frente Popular Francisco Villa, reclamaron el subejercicio del presupuesto y reiteraron la necesidad de dialogar con el titular del Ejecutivo.

Además, solicitaron la revisión de los megaproyectos “estrella” de la nueva administración, así como la garantía de consultas previas, libres, informadas y culturalmente adecuadas, como lo marca el artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y rechazaron las consultas “simuladas”.

Los líderes campesinos prometieron que, como lo haría el “Caudillo del Sur si viviera”, ellos seguirán luchando para mejorar las condiciones del campo y de los que viven en él, porque como lo decía el nacido en Anenecuilco Morelos: “La tierra es de quien la trabaja”.

Integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) y Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), todas pertenecientes al FAC, permanecieron en el Zócalo capitalino y realizaron bloqueos en diferentes carreteras del país y de la Ciudad de México.

Además, instalaron un nuevo campamento en las inmediaciones del Senado de la República y obligaron a los legisladores a suspender la sesión.

En Colima, el puerto de Manzanillo quedó totalmente paralizado porque los campesinos bloquearon los accesos, sin permitir la entrada ni salida de mercancías.

La movilización inició alrededor de las 10:30, cuando a bordo de varios autobuses de pasajeros arribaron al lugar cientos de productores rurales, encabezados por la dirigente estatal de la UNTA, María Gabriela Ramírez Mireles.

Mientras decenas de elementos de las corporaciones de seguridad permanecían en las inmediaciones, a la expectativa, los manifestantes colocaron toldos para protegerse del sol y advirtieron que estarán en ese lugar por tiempo indefinido, hasta que se inicie el diálogo entre el gobierno federal y la dirigencia nacional de ese movimiento, para que se destinen recursos y programas para el campo.

Algunos tráileres con mercancías quedaron varados en el interior y el exterior del recinto que alberga las instalaciones portuarias más importantes del país, donde se movilizan más de 3 millones de contenedores al año.

El titular de la Administración Portuaria Integral (API), Héctor Mora Gómez, reconoció –a través de un mensaje de video emitido alrededor de las 2 de la tarde– que el bloqueo estaba afectando de manera considerable la actividad portuaria, pero se dijo respetuoso de la movilización campesina.

Señaló que en los días previos se produjo una coordinación con diversas instancias que funcionan en torno al puerto, así como corporaciones de seguridad y los distintos niveles de gobierno para tratar de reducir al mínimo las complicaciones derivadas de la manifestación.

“No nos queda más que esperar a que se resuelvan estos asuntos allá en México. El gobernador también está muy pendiente de lo que está sucediendo y ha ofrecido todo su apoyo”, apuntó.

De acuerdo con Mora Gómez, el de Manzanillo fue el único puerto afectado por las protestas. “Sabemos que están en carreteras, en fronteras y demás; sé que el presidente y el secretario lo saben y están buscando soluciones. Mientras tanto, seremos pacientes y lo más ordenados para que afecte lo menos esta situación”.

En Chiapas, miembros de la CIOAC, CODUC, el Movimiento Sin Tierra (MST) y la UNTA, entre otras organizaciones, también se manifestaron con marchas y bloqueos de carreteras.

El paro nacional al que convocó el FAC tuvo eco con protestas multitudinarias en Chamic, donde los campesinos cerraron el puente fronterizo internacional que comunica a México con Guatemala.

También bloquearon los tramos carreteros La Trinitaria-Comitán y Comitán-Teopisca, a la altura del crucero conocido como El Carmelo, en Amantenango del Valle, mientras que en San Cristóbal de Las Casas tomaron la caseta de cobro de la autopista San Cristóbal de Las Casas-Tuxtla, en el tramo Jitotol-Tapilula.

Otras manifestaciones se registraron en Berriozabal y Venustiano Carranza.

Miriam Sánchez, integrante de la CODUC, dijo que una de las principales demandas es ser recibidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien –subrayó– ahora criminaliza a las organizaciones sociales campesinas que lo apoyaron para llegar al poder.

Además del diálogo, abundó, mantienen firme su demanda de abrogación de las reformas al artículo 27 constitucional que se hicieron en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y que siguen vigentes en el gobierno de la Cuarta Transformación.

En Veracruz, campesinos de distintos municipios del sur y norte de la entidad bloquearon la carretera Xalapa-Veracruz, a la altura del libramiento, y exigieron al Ejecutivo federal más apoyos y recursos para el campo.

Desde temprana hora los inconformes cerraron los carriles de la autopista, y reprocharon que la Cámara de Diputados autorizara 65 mil millones de pesos para el ejercicio 2019 a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), pues hasta ahora, recalcaron, esa partida no se ha visto reflejada en los estados.

En Oaxaca, los convocados al paro nacional realizaron bloqueos en la entrada principal del aeropuerto internacional de la capital, así como en la carretera federal 175, y tomaron la caseta de Huitzo, en la supercarretera Oaxaca-México.

Los bloqueos con piedras, personas y lonas, con leyendas alusivas al 140 aniversario del natalicio del “Caudillo del Sur”, se instalaron alrededor de las 9 horas y permanecían al cierre de esta edición.

Aglutinados en el FAC, los inconformes resaltaron que alrededor de 100 mil campesinos no han recibido los subsidios de los programas sociales.

En Jalisco, la Unión de Trabajadores Agrícolas inició su manifestación pacífica a las 8 de la mañana en la caseta Zapotlanejo, donde permitió el paso libre de automovilistas.

Alrededor de 150 personas se dieron cita en el kilómetro 19 de la carretera Guadalajara-Zapotlanejo, para manifestar su inconformidad por la falta de diálogo y una aplicación oportuna de los recursos para el campo.

El plantón se retiró pocos minutos antes de las 7 de la noche, y la Policía Federal de Caminos informó que se trató de la única vía donde hubo manifestación.

En Hidalgo, organizaciones campesinas bloquearon la autopista Arco Norte, a la altura de las casetas Tula I y Tula II, y la carretera México-Tuxpan, a la altura de caseta de San Alejo, ubicada en el municipio de Tulancingo.

En Tlaxcala, alrededor de las 9:20 los campesinos cerraron las vías carteras de Apizaco-Tlaxcala-San Martín, Cuapiaxtla y la federal a Puebla, así como la autopista Tlaxcala-Puebla, y demandaron un diálogo no sólo con el presidente de la República, sino también con el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, para abordar la problemática que enfrenta el campo local por la sequía registrada a principios del ciclo agrícola.

Dirigentes estatales de organizaciones integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) y del FAC reprocharon la desaparición del Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF), a través del cual se les dotaba de fertilizante y semillas, así como la exclusión de Tlaxcala de los esquemas del Instituto Nacional de la Economía Social (Inaes).

(Con información de Ixtlixóchitl López, Pedro Zamora, Isaín Mandujano, Pedro Matías, Noé Zavaleta y Gloria Reza)

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, Active Javascript para visualizar todos los Widget