“¡No nos cuidan, nos violan!”, protestan mujeres por agresiones sexuales de policías capitalinos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los recientes casos de violaciones sexuales de policías contra mujeres menores de edad, en la capital mexicana, desataron una manifestación de grupos femeninos que este lunes arrojaron pintura rosa al secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, y rompieron los cristales de la entrada de la sede de la Procuraduría General de Justicia (PGJ-CDMX).

“¡No nos cuidan, nos violan!”, fue la consigna general de la protesta que este mediodía inició en la sede de la policía capitalina, en la calle Liverpool de la Zona Rosa, y culminó en el llamado “Bunker” de la PGJ, en la colonia Doctores.

“¡Eres popo, eres policía violador”, “¡A mí me cuidan mis amigas, no la policía!”, “¿Quién nos cuida de la policía?”, se leía en los carteles y pintas, luego de darse a conocer al menos dos casos de abuso sexual de uniformados contra mujeres.

El primero ocurrió la madrugada del sábado 3 en la colonia San Sebastián, alcaldía Azcapotzalco, cuando cuatro policías capitalinos sometieron y violaron a una menor dentro de una patrulla, de acuerdo con la denuncia que hizo la víctima.

El segundo ocurrió el jueves 8, cuando una joven de 16 años fue abusada sexualmente por un uniformado de la Policía Bancaria e Industrial, dentro del Museo de Archivo de la Fotografía, en la colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc.

Tales casos impulsaron la manifestación de hoy afuera del edificio de la policía capitalina. Hasta ahí llegaron decenas de mujeres, la mayoría con el rostro cubierto con pañoletas verdes o moradas. Cuatro de ellas iban disfrazadas de policía, con pistolas de juguete y barba y bigotes pintados.

Al unísono exigían “¡Justicia, Justicia!”, mientras algunas más hacían pintas con aerosol en los cristales de la dependencia y otras tocaban tambores y coreaban: “¡Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía! ¡Que te dije que no!”.

Otras exigían justicia por el caso de la menor que fue violada por cuatro uniformados. “En las calles no nos sentimos protegidas por los policías, al contrario”. ¡No más violencia policiaca! ¡No más violaciones a mujeres! ¡No más feminicidios!”.

Agresiones

Ante los reclamos, el titular de la SSC, Jesús Orta, bajó de su oficina en el piso 12 y salió para dialogar con las manifestantes. A unos metros de la entrada, el funcionario decía a la prensa que el caso de los cuatro policías sigue abierto.

Cuando comentaba que había un clima “muy radicalizado” en el lugar, una persona con sudadera rosa de gorro lanzó al funcionario un puñado de diamantina por la espalda, que le cayó en la cabeza y el hombro izquierdo. Orta volteó, rechazó el acto con un movimiento de cabeza y dijo a los micrófonos y cámaras: “Bueno, yo traté de salir a… pero, bueno, finalmente vamos a garantizar la objetividad”.

No alcanzó a decir más porque la gente de seguridad de la SSC le pidió que entrara al edificio. “¡Justicia, justicia!”, seguían ellas a gritos.

Tras la protesta en la SSC, las manifestantes marcharon a la sede de la PGJ-CDMX en la colonia Doctores. Ahí también realizaron pintas en las paredes: “¡Les vamos a cortar el pito!”, “¡Nos violan, nos matan, nos desaparecen!”, “¡Cerdos violadores!”.

Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, víctima de feminicidio, dijo que la manifestación “tiene que ver con el hartazgo que hay de las mujeres, porque todos los días son las mismas noticias: mujeres asesinadas, mujeres violadas, mujeres que no cuentan con el apoyo de ninguna autoridad”.

El enojo subió de tono y las manifestantes rompieron las puertas de cristal de la dependencia donde despacha Ernestina Godoy, quien escribió en su cuenta de Twitter: “Sobre la provocación de hace unos momentos en las instalaciones de la @PGJDF_CDMX, señalar que no vamos a caer en la misma y que se han aperturado diversas carpetas de investigación para investigar los hechos”.

Más tarde, la PGJ emitió un comunicado en el que aseguró que “en todo momento se mantiene abierta al diálogo, a fin de trabajar en coordinación con las víctimas y la ciudadanía para evitar impunidad en los delitos, y para ello también se solicitó el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), para apoyar y atender las necesidades de las personas”.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger]

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, Active Javascript para visualizar todos los Widget